Noticia

Taaramae resiste y gana

 
El estonio del Astaná escapó al control de pelotón principal al paso por Sierra Espuña, y ya no volvieron a verle hasta la llegada en el cerro del Castillo de Lorca-Parador Nacional.
 
El empeño del Movistar Team porque el local Rubén Fernández se luciera triunfalmente en casa no pudo frenar a Rein Taaramae, cuyo equipo, el Astaná, también presentaba la candidatura de Luis León Sánchez, finalmente quinto.
La jornada de casi doscientos kilómetros tuvo como protagonistas a dos representantes de dos modestos del pelotón pero tan necesarios cuando de plantear batalla en contra del guion que interesa a los grandes como Garikoitz Bravo (Murias Taldea) y Víctor Martín (Burgos BH), que con arrojo y valentía se marcaron una cabalgada en solitario desde que se abandonase Cartagena hasta atravesar Gebas camino de los altos de Espuña y de Collado Bemejo, cuando el pelotón, tirado por Movistar Team y Astaná, y con el Katusha en la retaguardia, dijo basta.
El dúo de fugados llegó a disponer de una renta máxima de más de once minutos y medio camino de la pedanía capitalina de Gea y Truyols. Fue entonces, ya cerca de Murcia, antes de descender el Alto del Garruchal, que el pelotón inicia un paulatino recorte de la ventaja, pero sin que diera lugar a que los de delante levantaran el pie del pedal para, así, evitar movimientos ofensivos que no pudieran controlar. Aún así, tanto Bravo como Martín no descompusieron el gesto en ningún momento, así como el perfecto entendimiento.
Ya por Aledo, completado el vertiginoso y muy técnico descenso de Collado Bermejo-Cima Marco Pantani, Rein Taaramae, que pasó primero por su cima, camina con pedalada muy firme hacia la meta de Lorca. La duda residía en conocer si era capaz de soportar el envite de caza que por detrás capitaneaba el Movistar Team. Pero el estonio pasó de estar a poco más de un minuto en Totana a doblar esa cantidad a menos de quince kilómetros del final. Así, un infranqueable Rein Taaramae inauguraba el casillero de triunfos del Astaná en lo transcurrido de temporada, y el suyo propio vestido de azul. Bauke Mollema reeditaba su segundo puesto de 2013, y Zdenek Stybar completó un podio más de auténtico lujo para la carrera murciana. Luis León Sánchez concluía en un meritorio quinto puesto tan solo diez segundos más tarde que Taaramae, y Rubén Fernández ocupó el puesto 34 a un minuto y catorce segundos.